Bendita rutina

¡Hola a todos! Estos días he estado en modo desconexión, no tenía la intención de hacerlo (al menos del blog) pero entre una cosa y otra al final siempre ha surgido un plan distinto y no he tenido tiempo para pararme a escribir; cuando llegaba la noche acabábamos agotados (bebé incluido) y la inspiración tampoco acompañaba. Pero ya estoy de vuelta y con las mismas ganas de siempre, la verdad es que pararte de vez en cuando a “respirar” tampoco viene nada mal.

Lo bueno de estos días es obviamente esa libertad que te da el no tener horarios, para disfrutar más de los tuyos y poder salir y entrar sin prisas. Aunque con un bebé de 7 meses esto se nota un poco en su estabilidad, y a veces sufrimos algunos cambios en su comportamiento debido a la falta de rutina. Pelón es un niño muy callejero, al que le gusta mucho salir de casa y estar rodeado de gente (e interactuando). A mí esto me encanta porque nos facilita mucho las cosas al papá y a mí, ya que no tiene problema para dormir fuera ni para comer. Aunque sí es cierto que cuando llega a casa está reventado de tanta marcha, y a veces este cansancio puede no dejarlo dormir con normalidad (en lugar de dormir mejor debido al agotamiento se pone más irritable). Pero, como ya he dicho, por norma general no suele dar problemas. No podemos quejarnos de nuestro pequeño ratón.

A pesar de esto, yo ya tenía ganas de volver a la rutina y estabilizarnos de nuevo. Tanto marido como yo somos personas muy ordenadas para eso, nos gusta tener más o menos establecido el día y seguir unas pautas. Nos aporta tranquilidad y bienestar. Y con el pequeño consideramos que también es imprescindible, de hecho desde que le hemos establecido la rutina está mucho mejor. Ya hablé un poco de ello aquí, pero hoy quiero contaros detalladamente los pasos que seguimos con él a diario (que no siempre se cumplen, somos muy flexibles y dejamos que él se adapte en función de cómo se presente el día). Son básicamente unas pautas orientativas, que nos ayudan a organizarnos y nos facilitan el diario a todos. Os cuento:

  • 08.00h: Despertarlo. Cambio de pañal y ver los dibus mientras desayunamos (le encanta Baby Einstein).
  • 09.00h: Biberón de cereales.
  • Hasta las 10.00h: Juegos, entretenimiento (normalmente lo ponemos en una mantita con todos sus juguetes mientras recogemos un poco la casa).
  • 10.00h: Primera siesta de la mañana (la hace en su cuna en el salón, con música relajante pero con la casa iluminada para que sepa que es de día).
  • 11.30h: Suele despertarse sobre esta hora, aquí lo vestimos y nos preparamos para irnos de paseo (salir a comprar o lo que necesitemos, es para que salga de casa y no se aburra).
  • 13.00h: Hora del almuerzo (ya come verduras con carne).
  • 14.00h: Segunda siesta (mientras nosotros almorzamos suele dormir).
  • 15.30h: Nos vamos de nuevo de paseo (siempre que no llueva, los días de lluvia son más complicados).
  • 17.00h: Merienda (fruta).
  • 17.30h: Tercera siesta (a veces se resiste y se duerme más tarde, aunque intentamos que no se acerque demasiado a la hora de acostarlo).  
  • 19.00h: Hora de juegos y ver dibujos (lo ponemos de nuevo en su manta y le ponemos los dibujos de fondo, le gusta jugar y escucharlos).
  • 20.30h: Hora del baño (en la bañera sigue jugando y gasta las últimas energías que le quedan).
  • 21.00h: Biberón de cereales.
  • 21.30h: Hora de irse a la cama (lo dejo acostado y aprovechamos para tener nuestro merecido ratito de relax marido y yo).

Como podéis ver la vida con un hijo consiste en dedicarte completamente a él, nos llevamos todo el día interactuando e inventando cosas que hacer para entretenerlo. Aunque es un niño un poco nervioso, es bastante bueno y se entretiene mucho jugando solo. A pesar de ser muy pequeño (7 meses) puede pasarse mucho tiempo en su manta con sus juguetes, los coge, los muerde, los tira, los choca, se ríe y emite muchos sonidos mientras juega… También le gusta mucho ver los dibujos en la televisión, y le hacen mucha gracia las marionetas de Baby Einstein. Desde que es muy pequeño es algo que le llama bastante la atención, y que nosotros aprovechamos para poner en orden la casa sabiendo que está entretenido (yo era de las que no quería ponerle televisión, pero en pequeñas dosis no viene mal y al menos nos deja espacio para hacer otras cosas). Tampoco quería bañarlo a diario, y hay días que si lo veo muy cansado no lo hago; pero normalmente se baña sólo porque queme energía (después del baño sale k.o.).

Como ya digo estos horarios son simplemente orientativos, no se cumplen a raja tabla ni pretendemos hacerlo. Simplemente son una ayuda para saber lo que hacer en cada momento, y están creados a base de observar su comportamiento y adaptarnos a lo que él ya hacía por sí mismo antes de establecer una rutina. Entre horas tendríamos que añadir unos 10 cambios de pañal al día (es bastante cagón) y varios cambios de ropa también, ya que se pone perdido entre babas y comida.

Para los papis y mamis que tengáis hijos, ¿tenéis establecida rutina? ¿cómo hacéis para tener un poco de orden en el día a día? Y para los que no los tenéis no os asustéis, aunque así escrito da la sensación de poca libertad se hace todo con mucho gusto y se disfruta cada momento con él, somos muy afortunados por poder pasar tanto tiempo con nuestro hijo y verlo avanzar y crecer cada día. Ya se sabe que una vez que tienes hijos nada vuelve a ser como antes, pero tampoco querrás que lo sea.

¡Feliz lunes a todos! Nos leemos 😉

Anuncios

8 thoughts on “Bendita rutina

  1. Con nuestro Peque de casi dos añitos, tenemos también rutinas pero suelen ser bastante variables. La de la hora de comer y siesta (el ya sólo tiene una) suele variar el comienzo entre 13:00 a 14:00 para empezar. La de baño y cena intentamos que no varíe mucho (porque luego no hay quien le duerma) solemos empezar entre 20:00 y 20:15, algún día si está muy cansado adelantamos el baño un poco.

    Le gusta a 1 persona

  2. Nosotros tenemos establecidas rutinas con la peque, que tiene 7 meses como el tuyo. Sin embargo mi niña es una locomotora que no para.. Hace dos siestas (máximo tres) de media hora máximo. Cuando se duerme parezco una loca haciendo las cosas por casa a contrareloj!
    En la calle o si salimos por ahí cada vez duerme menos, todo tiene que verlo y tocarlo. Si le ponemos la capota del cochecito se indigna porque no ve todo lo que le rodea. Nos ha salido una pequeña guerrera, de ahí que las rutinas la estabilicen un poco y podamos organizarnos mejor.

    Le gusta a 1 persona

    1. No sabes lo que te entiendo, el mío también cada vez duerme menos y en la calle aunque esté muertecito le puede la curiosidad y las ganas de verlo todo! Va con las manos colgando por fuera el carro para tocar todo lo que esté a su alcance, con decirte que el capazo sólo lo usó 2 meses porque no le gustaba ir mirando al techo… Pero más o menos ya vamos sabiendo lo que debemos hacer para que se canse más y duerma siestas más largas… Benditas siestas jajaja! Un besote

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s