Ser madre joven ¿está mal visto?

Últimamente he escuchado algunos comentarios desafortunados sobre tener hijos, ser mujer joven y carreras profesionales. Quizá sea un tema ya muy trillado y resulte repetitivo, pero es de lo que me apetece hablar hoy.

Me quedé embarazada a los 26 y mi hijo nació cuando ya había cumplido los 27, ¿creéis que fui demasiado adelantada? Supongo que depende de la perspectiva desde la que se mire. En los tiempos que corren es poco frecuente ser madre antes de los 30, sobre todo si has cursado carrera universitaria y estás intentado desarrollarte profesionalmente.

Son muchos años los que se dedican a estudiar hasta que obtienes la titulación, para después intentar introducirte en el mercado laboral y, con muchísima suerte, encontrar un trabajo relativamente pronto. Lo más probable es que en ese trabajo te exploten y eches muchísimas más horas de las que estipula tu contrato, cobrando una miseria. Ese dinero no te llega para independizarte, o si lo hace te da lo justo para sobrevivir. Quizá tengas pareja estable o quizás no. Te planteas que faltan años para que llegue ese momento ideal para tener hijos, pues tu situación no es compatible. Y todo ello contando con que mantienes el puesto de trabajo, que con el tiempo mejoran las condiciones y sueldo, que has logrado independizarte y estabilizarte y que cuentas con esa pareja para formalizar la familia (si vas a ser madre soltera supongo que ya es un plus de dificultad).

Cuando todo esto se cumple, ¿qué edad rondas? ¿Los 35 con suerte? La verdad es que pensándolo así la historia se complica bastante, y resulta un poco desmotivadora.

Yo acabé mi carrera en 2013 (como ya he contado en más ocasiones), y tengo dos máster que hice en los años posteriores (el último estando ya embarazada). Nunca me planteé ser madre “joven”, ni siquiera ser madre. Carecía completamente de instinto y de ganas.

Quería realizarme profesionalmente, quería demostrar todo lo que había aprendido. No tuve oportunidad, o al menos no se me concedió en ninguna de las ofertas de trabajo que solicité. Me frustré y me desmotivé, incluso me deprimí. Pasé un tiempo lamentándome y pensando que no tenía opciones, me sentí muy perdida. De la noche a la mañana, y en medio de toda esta oscuridad de sentimientos, me entraron ganas de formar una familia. Ya tenía mucho a mi favor, pues tenía casa propia con mi marido desde 2012, estaba casada y con una pareja a la que le apetecía dar el siguiente paso, y contaba con un trabajo a media jornada que me permitía mucha flexibilidad para compaginar con la maternidad (además, los dos trabajábamos y económicamente nos lo podíamos permitir). Fue desearlo y cumplirse, pues fuimos tremendamente afortunados y en el primer intento conseguimos el positivo.

Hasta hoy no hay nada de lo que me alegre más que de haber tenido a mi hijo. Ha sido lo mejor que me ha pasado, y ha sido la cura de todos mis males. Me ha hecho olvidar toda mi frustración, y ha eliminado esa oscuridad que me rondaba por el tema laboral. No me siento menos persona por ello, no he dejado de ser la misma chica formada y preparada que era. No voy a apartar mi carrera ni mi vida profesional. Pero ahora, hoy por hoy, tengo otras prioridades.

Mi prioridad número 1, total y absoluta, son mis hijos. No quiero buscar de nuevo trabajo, pues entonces no contaría con la media jornada que me permite disfrutar de tanto tiempo libre. No tengo la capacidad para dedicarme de lleno a las exigencias de cualquier empresa, ni quiero. Hay algo más importante en mi vida, que es mi familia, que se merece mi completa dedicación y tiempo.

Y no os confundáis, porque si mi marido pudiera hacerlo también lo haría con los ojos cerrados. No es mi pensamiento por ser la mamá, pero está claro que el peso económico recae sobre él y uno de los dos tiene que sacrificarse un poco más. Yo he preferido actualmente hacer la pausa, mientras nos lo podamos permitir (está claro que si me hiciera falta buscaría trabajo de lo que fuera y tendría que conformarme).

A veces siento que esta decisión mía no es comprendida, incluso respetada. En mi círculo todas las amigas/conocidas nos hemos dedicado a formarnos y estudiar, ninguna ha decidido ser madre y aparcar su carrera. Excepto yo. Algunas llevan años soñando con ello, de hecho, pero simplemente no pueden hacerlo por su situación. Otras prefieren engañarse y fingir que no quieren, cuando en realidad se mueren de ganas, pero son las primeras que juzgan y creen que serán juzgadas. Otras tampoco consideran que ha llegado su momento, ni les apetece. Yo he sido la única que se ha liado la manta a la cabeza, y es difícil ser comprendida.

Quizá ellas piensen que me equivoqué, que debería haberme dedicado a mi carrera y continuar lo que empecé. Que es un retraso lo que he hecho, e incluso se compadezcan de mí. Está claro que personas que piensan así no son del todo “amigas”, pero esa es otra cuestión.

Cada día tengo más claro que lo mejor es ser madre/padre joven. Para mí es la mejor opción, aunque entiendo que no siempre puede ocurrir aunque se desee. Si pudiera volver atrás el tiempo, sabiendo lo que hoy sé, habría decidido ser madre antes. Ahora pienso incluso que voy tarde, y me encantaría tener mi familia definitiva antes de los 30 (llamadme loca).

Cuando pasen unos años, cuando haya decidido dejar de tener hijos y me encuentre de nuevo con ganas y fuerzas, y sobre todo, cuando me apetezca retomaré de nuevo mi carrera. Con otra perspectiva, con más edad y menos prisas, y seguramente desde otro punto de vista.

Yo no juzgo a la persona que decide hacer lo contrario a mí, de hecho no me parece ni mejor ni peor. Cada uno es libre de hacer con su vida lo que le plazca, nos olvidamos siempre de lo más importante: debemos dedicarnos a lo que nos hace felices. Creo que ahí está la clave, y es lo que cada uno debe perseguir. A mí lo que más feliz me hace hoy en día es ser mamá y dedicarme a mi Peloncete y a su futuro hermano. Y si a mí me hace tan feliz, no debo rendir cuentas con nadie más.

 

 

Anuncios

20 thoughts on “Ser madre joven ¿está mal visto?

  1. Está claro que la edad en la que alguien se convierte en madre siempre suscita algún comentario (a veces inoportuno e incluso impertinente) en el círculo de familia y amigos. Yo fui madre con 34 (ahora me arrepiento de no haber tenido a bichillo antes) sin embargo en mi círculo soy de las jóvenes, muchas amigas quieren pero sus circunstancias personales-economicas-profesionales no se lo permiten.

    Le gusta a 1 persona

  2. Esta mañana visto todo hoy en día. Hagas lo que hagas habrá alguien que te critique. Hakuna Matata. Yo fui madre dos días después de cumplir 31, porque las circunstancias no me permitieron antes. Pero me quede embarazada dos meses después de la boda y he escuchado infinidad de comentarios sobre ello. En mi círculo más habitual lo “normal” es casarse más joven y tener hijos joven…pero otro círculo de amistades funciona al contrario y casi soy un bicho raro…

    Le gusta a 1 persona

    1. Es lo que dices, todo es susceptible de crítica! A todo el mundo le gusta opinar, y dependiendo del círculo en que te muevas hay una opinión o la contraria… Nosotras somos felices con nuestros retoños que es lo importante, y los demás que sigan opinando. Hakuna Matata!

      Me gusta

  3. Por desgracia, a la mujer de las últimas décadas, las de los 20 y los 30, se nos carga encima una losa social y psicológica, o al menos, lo veo así. Tenemos que ser más papistas que el Papa, echar más horas sin protestar que nadie, sacar las mejores notas para demostrar que somos “iguales”. Entre nosotras nos ponemos la zancadilla, y laboralmente las cosas están muy difíciles. Es cierto que el sentimiento que yo más percibo es… Nunca va a ser el momento ideal, así que si quieres ser madre, a por ello. Es duro, y hay que renunciar a muchas cosas, pero todas las madres que conozco dicen lo mismo: sabiendo lo que se, no hubiera tardado tanto. En definitiva, decisión personal, y que como tantas otras no debería ser juzgada! Un besito

    Le gusta a 1 persona

    1. Suscribo cada palabra tuya, son muchas las renuncias y hay que pensárselo muy mucho; y es por eso se retrasa muchas veces… Pero es eso, una decisión personal que debe respetarse siempre. Otro besito para ti, y ánimo con los calores y la pancita!! (Te lo dice una exfriolera que se transformó en el embarazo 😉)

      Me gusta

  4. En mi familia tenemos todos los casos. Mi hermana pequeña va a cumplir 31 y ya tiene 3 niñas, la mediana con 33 tuvo los gemelos y yo tuve a Paula con 35 y con 38 estoy en mitad del segundo embarazo. Todas somos felices. Eso es lo único que debería importar ¿no?

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso es lo único que importa efectivamente, que todos seáis felices y seguro que formáis una familia magnífica con tantos primitos 😊😊 el mío está solito así que el hermano le va a venir de lujo jejej! Un abrazo guapa, espero que vaya genial el embarazo!

      Me gusta

  5. Cada una debe ser madre cuando quiera y no cuando la sociedad lo diga. Incluso no serlo si no quiere. El caso es que si lo tienes joven, los comentarios son: Ay que pena e niña, se ha jodido la vida, ahora tendrá que pedir ayuda claro, ya no podrás salir…bla bla. Qué majos, ¿eh? . Pero si eres mayor igual es peor, son más tipo: No vas a poder disfrutar, tendrá padres viejos, moriréis siendo el pequeño (si, lo he oído), no tienes edad…bla bla.
    Yo tuve al mío con 31, ojalá hubiera podido antes pero no acompañaba la situación jeje. Pero es que mi marido es mayor que yo, el tiene ahora 50 y te imaginarás lo que tiene que oir el pobre por tener un hijo “tan mayor”. Yo tengo el problema de que aparento menos edad, así que escucho lo contrario..lo de tener un hijo “tan joven”. Total que a uno y a otro, nos llueve alguna frase mítica. Nunca están contentos así que jabón…y que te resbale 😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Desde luego que el comentario de la edad de más es demasiado… Ya ves en tu caso las dos opciones, y ninguna tampoco parece ser la correcta. ¿Qué hacer? Pues lo que tú dices, que resbale todo y a ser felices. Los que se meten tanto en las vidas ajenas poca propia tienen… Si apetece y se puede, creo que poco más se necesita 🙂

      Le gusta a 1 persona

  6. Depende del País, en Latinoamérica con 26 se te estaría pasando el arroz xD Yo en cambio soy Española, tengo 34 (en unos meses 35) y ni yo ni mi círculo de amigas más cercano somos madres y ni intensión de serlo. Las razones son varias, algunas no quieren,otras están sin parejas, otras sin dinero suficiente, otras sin trabajo, otras no saben si serlo… Y eso se extiende también a muchas mujeres de la zona donde vivo o simplemente conocidas. En todos los casos me estoy refiriendo a mujeres de entre 34 y 40 años y en cada caso ninguna está desesperada por estarlo o buscando.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí me ocurre igual en mi círculo, la única mamá soy yo en mi entorno de siempre (aunque desde que soy mamá he conocido a otras personas en mi misma situación y edad), por eso me considero “madre joven”. Aunque como dices en otros países podría ser considerada ya incluso mayor, depende de muchos factores. Tú sigues siendo joven, así que mientras no te apetezca no tienes por qué planteártelo siquiera. Todo es tener ganas, lo demás es secundario 😉 gracias por comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s