Querer ir a contracorriente

En estos días en los que parece que sólo existe un tema por el mundo blogueril (¿adivináis? ¡Sí! ¡Halloween!) me resisto a hacerme a la idea de que, probablemente, en unos años yo también estaré enfrascada en estos asuntos. Y digo me resisto, porque lo cierto es que no he sido nunca de celebrar este tipo de eventos (en mi época no se conocía más que a través de los libros de inglés) y me molesta un poco dejarme llevar por la corriente.

Creo que hoy en día hay demasiados extras y demasiadas fiestas que celebrar, cualquier excusa para dejarnos llevar por la marea y volvernos locos comprando o consumiendo. No me gusta pertenecer a estos grupos, prefiero mantenerme al margen y continuar con mi vida de siempre. Si a esto le sumas que se me dan fatal las manualidades y que soy bastante perezosa para ponerme a ello… ahora quizá me comprendáis un poco más.

Pero sé que a mi hijo le hará ilusión, que crecerá en ese ambiente (en el cole, inevitablemente, los bombardean) y ¿quién soy yo para robarle sus ilusiones y no hacerlo un poco más feliz? No quiero ser la típica madre antipática que no haga lo que hacen otras mamis, que me compare y se desilusione al ver que en casa no se hace lo que en las demás.

Y va en contra de mis principios, porque lo que me gustaría inculcarle es otra cosa. Me gustaría hacerle ver que hay mucha diversidad de opiniones, que cada persona tiene sus creencias y sus gustos, y que no porque los demás hagan algo lo debes hacer tú también. Pero entiendo que siendo muy pequeño no puedo pretender que comprenda tanto, así que con casi total certeza sé que tendré que dejarme llevar y hacer lo que el resto.

No sé si por ser así en un futuro me ganaré que el resto de madres del cole me tengan fichada y no precisamente para bien. El mundo de las madres y los colegios aún lo veo lejos… pero la verdad es que ya le tengo cierto respeto sólo por ideas preconcebidas.

Temas como los regalos a los profesores, que cada año se repiten y donde hay multitud de opiniones y experiencias. Hoy por hoy tengo la idea de que no quisiera ser partícipe de ningún tipo de regalo, pero si no lo hago ¿perjudicará eso en la visión que el resto de padres e incluso profesores tengan de mi hijo? Puede ser que por mis ideales o comportamientos la vida social de mi hijo se vea afectada, y es un precio que no pienso pagar. Los niños son niños, y no deben responder por los actos de sus padres. Pero creo que es algo que continuamente se nos olvida.

Así que yo sola me hago mis cavilaciones mentales, me adelanto a los acontecimientos y me indigno sin necesidad. Quizá sea una manía mía el ir a contracorriente, nunca me gusta seguir lo que hacen las masas y cuanto más me insistan en hacer algo “porque todos lo hacen” menos quiero hacerlo yo. Soy un poco puñetera para qué negarlo, y bastante cabezona. Pero con el tema hijos me toca tragar, porque su felicidad se antepone a la mía y ahí no otra cosa que valga.

Por lo pronto el viernes celebran Halloween en la guardería y tenemos que llevar comida para que todos la compartan en clase y se monten su fiestecilla, y aquí servidora ya está quebrándose los sesos pensando en algo original que pueda gustarle a niños de entre 1 y 2 años. Difícil tarea para una primeriza que quiere ir a contracorriente, aunque sea interna jejeje! 

¿Alguna idea papis y mamis blogueros con experiencia? Agradecería muchísimo cualquier aportación y orientación, que es el primer Halloween de mi peque en el cole y no quiero crear un mal recuerdo ;P

Gracias por leerme y pasar por aquí, ¡espero que disfrutéis del fin de semana y de la fiesta a los que sí os gusta y la celebráis!

Abrazos de una que cuanto más habla, más tiene por donde callar…

Anuncios

18 thoughts on “Querer ir a contracorriente

  1. a mi es que me gusta cualquier tipo de fiesta y de motivo para disfrazarnos…jejje, y sin en cambio no celebramos los reyes ni papa noel. Y hasta ahora ha sido fácil, pero ya va a hacer cinco años y va a ser cada vez más dificil explicar las cosas…pero lo lograremos!!jiji.
    Como sugerencia para hacer, te propongo galletas, en el medio de la galleta, cuándo esté recién salida del horno una bola de estas de chocolate con cereales, y de ahí que salgan las patas que las puedes hacer con cualquier tipo de sirope de chocolate, por ejemplo…jeje, espero que te haya servido de ayuda!un besazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo de no celebrar reyes ni papá Noel es todo un mérito con niños, supongo que a todo se acostumbran no? Yo tampoco soy muy de navidad, cada año me vuelvo más sosa jeje! Te agradezco mil lo de las galletas, aunque ni cocinar ni la repostería son mi fuerte… pero puedo intentarlo. Un abrazo guapísima, si me atrevo te cuento!

      Le gusta a 1 persona

      1. si…el año pasado el día de la cabalgata salimos a verla y le dieron caramelos, y luego cuando todo el mundo le decíaa que le habían traido los reyes el decía q caramelos, y la gente…y que más?? y el caramelos…jajajaj
        Nosotros no le regalamos, pero si familia, así que…tampoco te creas que nos sirve de mucho…ánimo con las galletas esas son fáciles, y cualquier receta sencilla de galletas te valdrá! besotes

        Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado el post y todo lo que dices. Yo también tengo claro no, clarísimo!! que la felicidad de mi hijo es antes que mis ideas, ideales, filosofías y demás. Que a mí no me gusta el fútbol, por ejemplo, ni lo que conlleva, pero que si a mi hijo le gusta dentro de unos años, voy a ser la primera que vaya a los partidos. No entiendo a la gente que quiera meter a sus hijos sus ideas caiga quien caiga y aunque no sean temas que un niño no pueda entender. El ejemplo que pones de Halloween es muy claro, pero también sirven las Navidades…o cualquier otra festividad de masas. Tengo la suerte de que a mí me gusta un sarao más que el chocolate con churros y que no tengo problema en llenar la casa de decoración festiva, pero tengo claro que si me repateara la Navidad, en mi casa también habría árbol y belén. Por la ilusión de mi hijo, me tragaría cualquier idea mia. En cuanto a tu fiesta de Halloween en la guarde, te doy una idea: si no sabes hacer comida temática como murciélagos comestibles…haz comida normal pero presentada con material halloweenero: bandeja con dibujos de Halloween, moldes de cupcakes con estampado del tema…O puedes recurrir a las socorridas medias noches rellenas y las envuelves en servilletas decoracas. En Tiger seguro que tienes material del que te comento. Suerte!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Estoy 100% contigo, creo que por ellos hay que hacer una excepción y dejar que lo disfruten y sean felices! Gracias por tus palabras 😉 y la idea de presentar la comida normal con material de halloween me viene de perlas! Y no lo había pensado, ahora me voy a dar una vueltecilla a ver qué encuentro 😉 un abrazo guapa!

      Le gusta a 1 persona

  3. Aaay halloween! Unos lo odian, otros lo adoran y yo estoy en medio! Mi opinión es que bienvenida sea cualquier fiesta en la que podamos pasarlo bien! Y los niños disfrutan y se divierten!
    Yo no le doy más vueltas, me lo tomo como una fiesta temática!
    Un beso muy fuerte 😘

    Le gusta a 1 persona

  4. Me ha gustado mucho tu reflexión, al final acabarás haciendo lo que tu hijo quiere jejeje! en temas como este que al fin y al cabo no tienen tanta importancia, y siempre puedes hacerle ver tu propia visión, que una cosa no quita la otra.
    Y en cuanto a ideas para llevar al cole el otro día vi unas oreo que parecían arañitas, decoradas con chuches. Ahí lo dejo…

    Le gusta a 1 persona

  5. Ains…yo también era anti todo, incluida la navidad. El primer año el peque tenía 5 meses así que pasé de todo. El segundo la navidad la celebramos pero lo demás no. Y el tercero… el tercero ya me comí halloween, navidad, carnaval y la de dios jaja.
    Lo de la comida tiene que ser comida de halloween o puede ser normal? Tengo varias recetas en el blog.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja ya veo que no soy la única por aquí que se resiste, aunque tengo clarísimo que me pasará igual que a ti y que terminaré celebrando todo lo celebrable 😅 no me dijeron comida de halloween pero quería llevar algo más original, me voy a pasar por el blog a ver si me atrevo con algo 😉 (que soy nula!)

      Me gusta

  6. Yo odiaba Halloween hasta el año pasado que por mi hijo lo celebré con todo lo que conlleva, decoraciones, manualidades, calabaza, disfraz, pintura de cara, caramelos… y me encantó tanto que este año me he enloquecido preparando todo un mes antes para pasarlo pipa!!! 😂😂
    En cuanto a el tema del colegio, yo soy un poco igual nunca hago lo que los demás, pero al final vas cediendo poco a poco y te vas involucrando por tu hijo, porque no quieres que se quede atrás, o no le inviten a cosas por ejemplo, porque su madre es una borde/ Rarita (ósea yo) jejeje

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaa al final todas caemos por lo que veo, no? De poco sirve hablar! Y es lo que dices, en algunos temas a veces toca ceder porque nos jugamos que miren a los peques mal… y eso no podemos permitirlo (aunque creo que los adultos deberíamos ser más objetivos con los peques, pero hay de todo). Ya veremos el próximo año si no me toca hacer la fiesta jeje! Un abrazo guapa!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s