Ropa y embarazo: mi eterna lucha

Cada día cuando abro el armario me ocurre lo mismo: me quedo ahí de pie, mirando como un pasmarote pensando qué me puedo poner para verme bien y estar cómoda. Ya en la semana 34, casi nada de mi ropa “normal” me sirve y tengo que recurrir a las pocas prendas premamá que tengo. Así que visto casi siempre igual, y no veo el momento de volver a usar de nuevo mi ropa…

Para mí vestir “bien” y estar embarazada se me hace complicado, y más llegado a ese punto del embarazo en el que tenemos la barriguita prominente. He vivido dos experiencias opuestas, pues mientras un hijo nació en agosto el segundo lo espero para enero; y puedo decir que influye considerablemente en la ropa y la facilidad a la hora de vestir. En verano puedes apañarte con cualquier vestidito ancho que ya tuvieras, pero en invierno hasta el abrigo puede ser un problema.

Me indigna profundamente que la ropa premamá sea tan cara, yo no sé vosotras pero a mí me parece excesivo gastarme 39,90€ en un pantalón (esto en el mejor de los casos, en H&M por ejemplo). No suelo vestir de marca, me gusta ir mona y vestir bien pero también me gusta economizar en mis prendas. En mi estado natural (sin estar embarazada) suelo comprar la ropa en outlets, o en tiendas normalitas en las que los precios son asequibles (sfera, lefties, zara). Así que acostumbrada a no gastarme más de 20€ en un pantalón, los precios de la ropa premamá me parecen muy exagerados. Por ello, compro lo mínimo y necesario e intento apañarme con mi ropa normal.

Desde mi experiencia, es imprescindible tener al menos un par de pantalones premamá (unos vaqueros y unos negros, por ejemplo) y otro par de leggins también premamá (llega un momento en el que es lo más cómodo). Yo tengo más, pues en el embarazo anterior me compré algunos y en este también (aunque menos). Supongo que habrá chicas que sobrevivan perfectamente sin tener  estas prendas adaptadas, a mí desde luego se me hace mucho más cómodo vestir pantalones premamá que los normales. Aún hay alguno normal que me entra y que puedo cerrar (milagrosamente, por debajo de la barriga), pero la verdad es que cuando me siento me molesta bastante el botón porque se me clava, por lo que evito ponérmelos.

En cuanto a partes de arriba, también tengo un par de camisetas de premamá pero el resto es mi ropa de siempre. Son mucho más cómodas porque son más largas, tapan la barriguita al completo y se adaptan a la perfección a las curvas. Además, estéticamente quedan mejor. He podido aprovechar más de mi ropa porque la mayoría son prendas sueltas, por lo que se adaptan bien al bulto; pero las prendas que tengo estrechas no me suelen valer porque se acortan demasiado y dejan la mitad de la barriga asomando. A no ser que sean especialmente largas, no puedo aprovecharlas en la recta final del embarazo.

También tengo algún vestido premamá y alguna blusa, es lo más cómodo y práctico como ya he dicho. Imprescindible no, pero si algún día quieres verte mona y poder ponerte algo fuera de lo cotidiano pues se agradece tener un vestidito o una camisa más arreglada que se ajuste bien al bultito y te haga sentir más guapa.

Uno de mis mayores problemas, especialmente al final del embarazo debido al dolor de costillas y de espalda que padezco todo el tiempo, son los sujetadores. Se me hace insoportable llevarlos puestos, me aprietan mucho la espalda y me incomodan en la parte de abajo del pecho. He probado a comprar tallas más grandes, lo cual no me sirve porque la copa se queda sin rellenar y no hace el pecho bonito; he probado a usar sujetadores de lactancia, cosa que tampoco me seduce porque suelen ser más anchos y eso significa más presión… lo que mejor me va son los sujetadores deportivos, y si son elásticos y sin broche mejor que mejor. Aun así, estoy deseando llegar a casa para deshacerme del que lleve puesto. Pero dentro de lo malo, es lo más llevadero.

Las braguitas también son importantes, al menos en mi caso. En mi primer embarazo me hice con un arsenal de bragas XXL para ir bien cómoda y no sentir presión por ninguna parte. Me sentía vieja total, porque además de grandes eran muy altas y aquello quitado parecía las braguitas de mi abuela (estéticamente horribles, pero muy cómodas). Está claro que los casi 30 kg de peso que engordé no me dejaron muchas opciones, y me vi obligada a usar eso por anteponer mi comodidad a la estética. En este segundo embarazo, en el que estoy bastante más controlada en cuanto al aumento de peso y físicamente mejor, he optado por las braguitas de encajes. Aprovechando un día que estuve en Primark (me pilla a más de una hora de casa), me compré varios paquetes de braguitas con el filito de arriba de encaje elástico (por lo que no aprietan), de talle bajo y muy monas. Me vienen genial porque por más que la barriga engorde y abulte, el encaje estira mucho y deja espacio para lo que haga falta. No aprietan por ninguna parte, y son comodísimas. Al menos no parezco la vieja de antaño, y me sigo sintiendo un poco más femenina. Que también es necesario.

Aun así, cada día mi lucha es la misma: abrir el ropero y quebrarme la cabeza para ver qué me pongo que haga parecer que no siempre llevo la misma ropa. Son pocas prendas las que puedo usar actualmente, y las voy intercalando de manera que parezcan más de las que son. Ya a estas alturas no quiero comprarme nada más porque creo que no lo voy a aprovechar lo suficiente, pero me las veo y me las deseo para vestir cómoda y mona a la vez. Por lo menos a día de hoy, puedo seguir usando mis zapatos de siempre lo cual es un punto a favor (en el embarazo de Pelón tenía los pies tan hinchados que tuve que comprarme chanclas de un número más y no podía usar otra cosa). Es más, hoy me he puesto unas botas del año pasado que son por las rodillas ¡y me han cerrado perfectamente! Lo que quiere decir que la pierna sigue igual y no ha engordado, y para mí esto es un subidón enorme (la autoestima tampoco me acompaña llegados a este punto).

Así que, resumiendo, mi consejo es tener algunas prendas básicas de premamá. Porque son más cómodas, y porque te harán verte mejor. La ropa normal por más que queramos no sienta igual de bien. Si no engordas apenas supongo que sí podrás utilizar tu ropa de siempre bastante, y si solías usar cosas anchitas y largas también lo tendrás más fácil a la hora de seguir poniéndote estas prendas. Tampoco hay que volverse loca comprando ropa premamá, porque sólo es una etapa y como ya he dicho es más cara de lo habitual y después del embarazo no vas a volver a ponértela (a no ser que vuelvas a embarazarte, claro está).

Y vosotras, ¿qué habéis hecho en vuestros embarazos? ¿os pasaba como a mí, que no sabíais ya que inventar para vestir y veros bien? ¿sois de aprovechar la ropa de siempre o compráis ropa premamá? Si tenéis consejitos no dudéis en dejármelos que siempre se agradecen 😉

Un fuerte abrazo y feliz martes.

 

Anuncios

29 thoughts on “Ropa y embarazo: mi eterna lucha

  1. Puff totalmente de acuerdo!! Qué crisis se vive jeje ya al final yo creo q todas acabamos repitiendo modelito porque yo es q además solo me encontraba comoda con unos pantalones de chandal y un par de camisetas. Zapatillas unas de tela q no me apretaban nada y no me las tenía q atar y asi tooodos los dias de los dos ultimos meses de preñamiento jeje luego viene la lactancia q es muy divertida tambien XD

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuánta razón llevas! Después con la lactancia no puedes ponerte cualquier cosa, porque al menos a mí me da mucho apuro sacar el pecho en público y siempre busco prendas anchas que disimulen y tapen… no había pensado en esa etapa 😓😓 me queda un rato para volver a vestir normal vaya… gracias por comentar guapa, un besote!

      Me gusta

      1. Como se te alargue al final desespera un poco tambien jeje te lo digo yo q llevo dos añitos!! Mi truco para q se me vea lo menos posible es llevar siempre una camiseta de tirantes debajo y sacas el pecho por arriba y esa te cubre la tripilla yla otra camiseta te cubre el pecho por la parte de arriba, no se si me explico!! Pruebalo! 🙂

        Le gusta a 1 persona

  2. Yo hice un post de esto: de lo caro y lo difícil jajaja el putlet de Asos maternity me apañó bastante, pero en general, pedí ropa a amigas y familia, porque soy un poco rata y me dolía gastar para 6 meses. Yo te diré que no me pude volver a poner ni un pantalón mío desde el mes 2, todo me molestaba…no ayuda nada que se lleven de tiro alto, claro XDD Ánimo que no te queda naaaa

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues no conozco el outlet de asos oye, por internet lo comprabas? Es que da rabia comprar esa ropa que después no servirá para nada, y encima cara! Está claro que con los de talle alto poco puedes hacer desde casi el principio jejeje! Yo me los pongo por debajo de la barriga pero quedan rarísimos (cagados), ya deseando soltar la barriguilla y vestir normal… gracias por pasarte y comentar guapa, y por los ánimos!! Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  3. ODIO el momento de vestirme, porque me da la sensación de que voy siempre igual, y no es sensación, es que es la triste realidad. Me gusta vestir muy ancha, aunque soy delgadita, asique tango jerseys super grandes que sin estar embarazada me queda super largos, asique ahora por lo menos me tapan el culo. Uso leggins normales y tengo una camiseta que he dado tremendamente de sí asique me la pongo a modo de camiseta interior para que la tripita quede tapada. Y en hym me comppre dos camisetas asi muy laarguitas, que en verano serán vestiditos y ahora me están haciendo un gran apaño!! El tema bragas ni te cuento…diossss que horror es que me veo horrible, no deseada y no toooodoo!! por un lado quiero que esto llegue a su fin y volver a mi cuerpo, luego lo pienso, y digo, es mi último bebé, disfrta de estos momentos de sentir a alguien dentro de ti moviéndose que merecen mucho la pena…jejejej, vaya sermón te he puesto!

    Le gusta a 1 persona

    1. jajajaja! De sermón nada, es que es la realidad! Veo que somos muchas las que nos sentimos así, siempre vistiendo igual y muy poco atractivas (es que llega un momento en el que por más que quieras, cuesta verse guapa con tanta “deformación”). Yo también intento pararme algunas veces y pensar que debo disfrutar del embarazo, que ya queda poco y son nuestros últimos momentos siendo uno… pero con los dolores de espalda y los apretones que me da, la incomodidad en general que tengo… estoy deseando soltarlo vaya, y volver a recuperarme…

      Le gusta a 1 persona

      1. volver a recuperarme si…pero soltarlo…jajaja…es que a veces pienso que vaya p… locura va a ser con los dos enanos y el bebé, hasta que nos adaptemos todos al nuevo baby..jejjeje, asique pienso, buenos que si quieres apurar dentro hasta el ultimísimo momento tampoco pasa nada…jajajajja

        Le gusta a 1 persona

  4. En mi caso como trabajamos desde casa, la compra de ropa premama se hizo mínima. Me limite a pantolones del chandal (de ropa deportiva del Decatlhon y H&M), un par de pantalones del Prenatal, blusa con lentejuelas muy chula también del Prenatal y un 2 ó 3 jerseys, talla XL del mercadillo (muy monos, aún los llevo). En cuanto a las braguitas no tuve problemas, porque las que uso llegan normalmente a la cadera. Viendo los precios me negué a comprar más 😦 Esperate si puedes a Diciembre, hay rebajas bastante buenas en todos los Prenatal porque tienen que liquidar sus stocks del año,ya que en Enero les entra el nuevo stock de la tienda. Así compramos un trio Chicco por 230 euros que nos está yendo genial. Besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo que más me apetece indiscutiblemente es ir en chándal todo el día, e intento estar lo más cómoda posible todo el tiempo pero también hay necesidad de verse guapa algunas veces… Ya para las rebajas creo que no me pilla, porque nacerá a finales de diciembre o principios de enero. Voy a aguantar lo que me queda con lo que tengo, aunque para las fiestas a ver qué invento! Gracias por el consejo y por pasarte, un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Madreeeee, ¡cómo te entiendo! Si es que yo voy hecha unos zorros con mi barriga, jaja. Todas las semanas la misma ropa: 2 leggings de embarazada + 2 vaqueros de premamá y camisetas de no embarazada que ya empiezan a quedarme demasiado cortas. Pero es que me niego a pillarme cosas para arriba que luego no me sirvan…

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que da rabia gastarse el money en estas cosas que no van a servir mucho y encima son caras! Yo tengo alguna parte de arriba y la verdad es que no hay color, en cuanto a comodidad y lo bien que quedan al ajustarse a la barriga, pero es eso, que después no merece tanto la pena 😅😅

      Le gusta a 1 persona

  6. Yo con el tema de los sujetadores también tuve una lucha! Me compré unos extensores que se ponen en los corchetes para hacerlos más anchos, porque me apretaban de contorno, de copa no… pero al final acabé por dejarlo por imposible y decidí salir a pelo! Jajaja! Sin sujetador feliz por la vida! 😂😂😂 Muy buen post, me he sentido muy identificada! 😉 Ah! En el blog hace tiempo hice un post con un truquito para aprovechar los vaqueros después del embarazo, por si le quieres dar un vistazo! Para el postparto! 😉https://mamabocachancla.com/2016/05/05/como-entrar-en-esos-vaqueros-que-antes-del-embarazo-te-iban-como-un-guante/
    Un abrazo y ánimo que ya no te queda nada! 😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues yo estoy aguantando porque mi pecho no es de los bonitos para ir sin el suje, pero ganas me entran de ir libre por la vida! Me paso por tu post a ver esos truquis 😉 gracias por pasarte y por los ánimos, ya queda poco a ver si se adelanta y así queda aún menos jejeje! Un abrazo guapa 😘😘

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s