Un poco de mí

Ser mamá no estuvo nunca entre mis objetivos, lo que yo soñaba era realizarme profesionalmente y tener una carrera brillante.

Contradicciones de la vida, esto nunca ocurrió. Tras terminar la carrera y licenciarme, viendo que la búsqueda de empleo era más difícil de lo que esperaba hice dos másteres. Seguía sin presentarse la oportunidad y empecé a sumirme en una oscura decepción, que me deprimió. FullSizeRender

Así, de un día para otro, decidí ser madre. Me quedé embarazada en el primer mes de búsqueda, y fui madre por primera vez a mis 27 años. Cuando mi primer hijo tenía 8 meses de nuevo me quedé embarazada, involuntariamente, y mi vida profesional definitivamente se pausó de forma indefinida.

Ser madre fue un tremendo descubrimiento, lo mejor que sin duda me ha ocurrido jamás. Por eso, estoy de nuevo embarazada esperando a nuestra tercera hija.

Me considero una “mamá por inercia” porque nunca quise serlo y, paradójicamente, he acabado formando una familia numerosa. La maternidad me ha enseñado mucho, pero sobre todo a decir “nunca digas nunca”.

Este es mi rincón para contar nuestra historia y nuestras vivencias.

¡Bienvenidos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s